sábado, 7 de noviembre de 2015

Mascarillas con Vitamina E

Mascarilla casera para las arrugas

Ingredientes:

- Pepino
- Aloe vera (sábila)
- 2 cápsulas de vitamina E


Comienza limpiando el pepino, hay que pelarlo y quitarle las semillas. Del aloe vera solo necesitarás la gelatina. Mézclalo todo y añade la vitamina E, para ello pincha la ampolla y vacía el líquido en el bol. Pasa todo por la batidora (o licuadora). Ya solo tienes que aplicártela antes de dormir, sobre el rostro limpio y la dejas actuar durante unos 20 minutos. Después, lo aclaras copn agua tibia y te das tu crema de cara de noche. Conserva la mezcla en la nevera, ten en cuenta que cuanto más días pasen terminará perdiendo sus propiedades.


Mascarilla para reparar el cabello

Además de hidratar nuestra piel, la vitamina E es perfecta para reparar nuestro cabello cuando se encuentra quebradizo y apagado.

Ingredientes:
- 2 cucharadas de aceite de coco
- 1 cucharada de miel
- 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
- 1 cucharada de aceite de almendra
- 2 cápsulas de vitamina E


Añade todos los ingrediente en un bol y remueve. Ponlo a calentar al baño maría y mezcla bien hasta conseguir un líquido homogéneo. Sobre tu cabello seco y desenredado aplica la mascarilla todavía caliente por todo el pelo. Déjala actuar media hora y lávalo como de costumbre. Para notar los resultados debes hacer este ritual de belleza una vez a la semana. 


Crema reafirmante con acido hialurónico

Ingredientes

- 70 ml de agua destilada o de rosas
- 1 cucharadita de espesante
- 6 cápsulas de vitamina A, C y E
- 6 gotas de aceite de jojoba o germen de trigo
- 1 cucharadita de ácido hialurónico
- 2 cucharadas de pulpa de aloe vera
- Aceite esencial de romero (u otra planta a nuestra elección)
- Conservante natural


Cómo elaborar el remedio casero reafirmante

Vierte el agua en un recipiente, añade el espesante, bátelo unos segundos hasta que quede con la consistencia de un gel y caliéntalo al baño maría durante 5 minutos.

Cuando se haya enfriado, diluye el ácido hialurónico en un poco de agua y añádelo a la mezcla. Remueve suave y constantemente con una cuchara mientras vas añadiendo, uno a uno, los ingredientes restantes, dejando para el final el conservante.

Comprueba con un medidor de pH que se encuentre en una acidez de entre 5 y 5.5. Si está por encima añade ácido láctico para rebajarlo hasta esa cifra.

Aplicación
Guárdalo refrigerado en un recipiente cerrado y añádelo a todas tus cremas hidratantes, tanto corporales como faciales, cuando las vayas a usar. Una manera muy sencilla de hacerlo es aplicar una cantidad igual de loción hidratante y nuestra crema casera en la mano, mezclarla y aplicarla sobre la zona que vayamos a tratar.

Páginas vistas en total

Datos personales

Mi foto

La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa" Einstein

 

Google+ Followers